Una madre y dos niños murieron en el carro, mientras el padre limpiaba la nieve...

La nieve es una verdadera alegría para los niños, pero para los adultos a menudo se convierte en un dolor de cabeza. Esto afecta especialmente a los automovilistas, convirtiendo la circulación de las carreteras en una verdadera pesadilla. ¡Y a veces la nieve misma acarrea un peligro mortal!

Y en Nueva Jersey, Estados Unidos, sucedió un caso terrible. Una madre y sus dos niños pequeños, de 1 año y de 3, se encerraron en el carro mientras el padre le quitaba la nieve que tenía encima...

1 (1)

A nadie le llamó la atención que el tubo de escape se encontrara lleno de nieve. La madre no quería enfriarse en la calle, por lo tanto, entró junto a los niños en el coche, con el motor encendido...

2

Estuvieron ahí encerrados durante varios minutos, hasta que el padre encontró la pala para limpiar la nieve. Mientras tanto ellos estaban siendo envenenados por el monóxido de carbono que expulsaba el coche y que fue lo que les ocasionó la muerte...

3

No es de extrañar que la gente llame al monóxido de carbono el asesino silencioso. Ya que es un gas venenoso que además, no huele a nada. La gente no siente el peligro y sólo se duerme, para ya nunca más despertar.

4

Por desgracia, estos casos no son raros. ¡Decenas de personas mueren cada año por negligencia!

5

¡Honestamente, yo no hubiera adivinado el peligro! Adviértele a tus amigos y diles que antes de encender el vehículo, siempre verifiquen que el tubo de escape no esté tapado, sobretodo en invierno, aunque en verano también hay que verificarlo, no vaya a ser que se haya metido por ahí algún animalito. ¡Esto te puede salvar la vida!

Comentarios