Esta madre roció a su hija con queroseno y la quemó viva. ¡La razón de tal crueldad es impactante!

Sabemos poco acerca de Pakistán. En la web se puede encontrar sólo la información de que es un país pobre del Tercer Mundo que durante siglos ha estado en guerra con la India y que cuenta con unas modernas armas nucleares. Entre otras cosas, el ejército de Pakistán es el tercero más grande por cantidad de reclutas, y la doceava fuerza del mundo. Su religión oficial es el Islam.

En el 2015 rompió un récord mundial, pues se registró el mayor número de condenas a muerte en Pakistán. Es de destacar que hasta el año 2014 funcionó una moratoria sobre la pena de muerte en el país. No es para nosotros juzgar lo que está pasando allí, pero los hechos hablan por sí mismos. A veces se escuchan noticias terribles. Aquí está una de ellas.

Una ciudadana de Pakistán es acusada del brutal asesinato de su propia hija. Ella la ató a la cama, la roció con queroseno y la quemó viva. Esta horrible ejecución tuvo lugar en la ciudad Lohor, y la razón fue la decisión de la chica de casarse con un tipo que no aprobaba su familia. La joven Ziinat Rafik murió por casarse por amor...

La madre no pudo aceptar la decisión de su hija y con engaños la llevó a casa, donde cometió el asesinato. Ziinat esperaba lo peor, reconoció su marido. Unos días antes de la quema, algunos de sus parientes vinieron y pidieron que se hiciera una boda tradicional, para que no hubiera rumores de que ella se había escapado. Esta es la forma en que terminó.

Esta no es la primera vez cuando en Pakistán alguien toma medidas enérgicas contra las mujeres debido a desacuerdos sobre el matrimonio. En el último mes se han registrado ya tres de estos casos. Una de las víctimas es la maestra María Sadaqat, que se negó a casarse con el hijo del dueño de una escuela. Cinco hombres llegaron a su casa, brutalmente la torturaron y finalmente la quemaron. De las heridas recibidas María murió en el hospital, tenía sólo 19 años de edad.

Así mismo fue quemada viva una chica de 16 años de edad, en un pueblo de Pakistán, por haber ayudado a su amiga a escapar con su novio ... La estadística es implacable: cada año miles de mujeres son objeto de los llamados "conflictos de honor". Y la mayoría de estas disputas terminan con el hecho de que las mujeres son asesinadas.

En nuestra opinión, esto es algo típico Edad Media. Es difícil imaginar lo poderosa que puede ser la presión externa, para que una persona se decida a hacer algo así, como prenderle fuego a su propia hija...

Comparte este artículo con otras personas. Dales a conocer las costumbres de Pakistán.

Fuente: Daily Mail

Comentarios