Esta mujer sacó de un canal helado una carriola con un bebé de 2 años

Esta increíble historia con final feliz ocurrió en Idaho. La Sr. Pocock estaba limpiando su jardín. Ella vive en una casa que está muy cerca de un canal que tiene una corriente fuerte.

Ella admite que durante mucho tiempo había tenido miedo de que alguien pudiera caerse ahí, ya que las posibilidades de salvación eran casi nulas. Y quizás en eso pensaba cuando al levantar la vista, vio a una chica caminando con una carriola y un perro a lo largo de la orilla del canal.

De repente el perro notó algo y se jaló hacia un lado, haciendo que la carriola se cayera al canal. La Sra. Pocock corrió hacia allá, y unos segundos más tarde ya estaba nadando en el agua helada, tratando de alcanzar la carriola.

1

La alcanzó, desabrochó al niño y se fue con él hasta la orilla. "Todavía no entiendo de dónde saqué tanta fuerza, yo creo que el mismo Señor fue quien me envió". Ella trepó la empinada orilla, lastimando todo su cuerpo con las conchas y las piedras.

Ya en tierra Pocock notó que el niño estaba todo azul. Ella lo volteó y le golpeó la espalda algunas veces. El chico volvió a tener suerte, pues su garganta se aclaró y comenzó a respirar. Después de un tiempo fueron recogidos por la ambulancia que los testigos del acontecimiento ya habían pedido.

Comentarios