Un bebé de tres meses fue citado en una embajada de USA para ser interrogado

Un bebé de tres meses fue citado para una entrevista en la Embajada de Estados Unidos en Londres después de que su abuelo cometió un error al rellenar los documentos. En uno de los apartados del formulario de la visa, el hombre de 62 años de edad, Paul Kenyon llamó a su nieto terrorista.

1

Kenyon junto con su nieto Harvey viajaba de Cheshire, a la ciudad estadounidense de Orlando. Durante el llenado de los documentos para el niño antes del viaje, abuelo, respondió a la pregunta "¿Está usted buscado o ha sido vinculado a actividades terroristas, espionaje, sabotaje o genocidio?", Escribió "sí".

Como resultado, al bebé Harvey le negaron la visa. Además, fue citado para una entrevista personal en la Embajada. Debido a esto, el viaje se atrasó en más de diez horas.

No podía creer que no se hayan dado cuenta de que era un error común. Un bebé de tres meses no puede causarle daño a nadie.

Sin embargo, Kenyon respondió que su nieto estaba calmado durante el interrogatorio y nunca lloró. El abuelo reaccionó a la situación con humor: dijo que "Harvey, por supuesto, no practica el terrorismo o el extremismo, pero si ha dejado en mal estado una buena cantidad de pañales."

Para los padres, el retraso del bebé les costó 3.000 libras: después de que le dieron al niño la visa, tuvieron que comprar un nuevo pasaje de avión. Como comentó Kenyon, "si fuera un terrorista, es poco probable que lo declare en el formulario de solicitud de visa."

Fuente: theguardian

Comentarios