Las 7 víctimas más conocidas y terribles de la cirugía plástica

Algunas personas se aman tanto a sí mismas, que a veces sólo piensan excesivamente en perfeccionar su apariencia. ¿Qué hay de malo en esto? En el mejor de los casos, a ti te van a señalar con el dedo y se burlarán, en el peor, una persona puede arruinar su salud. Aquí tienen algunos de los casos más conocidos de amor excesivo por la cirugía plástica.

1. Mayra Hills

Frente a ustedes está la mujer con el pecho artificial más grande del mundo. La oriunda de Alemania, de 31 años, Mayra Hills, conocida como Beshine, aumentó su busto de un tamaño cero a 26. Cada uno de sus senos pesa nueve kilogramos. Hills se siente excelente y muy conforme con su apariencia.

2. Hang Mioku

La coreana Hang Mioku quedó enganchada a las cirugías estéticas a los 28 años. Las inyecciones de relleno convirtieron su bastante agradable rostro en algo terriblemente hinchado y sin forma. Muchos doctores le negaron sus servicios, pero siempre se pueden encontrar personas que no sólo están de acuerdo en aplicar inyecciones, sino que pueden hacerlo con cualquier cosa. A veces le inyectaron a Hang aceite vegetal común. Después de retirar 60 gramos de relleno de su rostro y 200 del cuello, Mioku quedó irreconocible.

3. Valeria Lukyanova

Una de las Barbies vivientes más conocidas es la ucraniana Valeria Lukyanova. Su increíble parecido con la muñeca ella lo atribuye al uso de maquillaje especial y lentes (una importante diferencia entre las muñecas y las personas es que las muñecas no tienen cerebro). Reconoce sólo una cirugía plástica, el aumento de busto. Las medidas de Valeria son 86-47-86 centímetros.

4. Andressa Urach

La vencedora del concurso por el trasero más apetitoso de Brasil del año 2012, Andressa Urach, de 27 años, estuvo al borde de la vida y la muerte después de una cirugía mal lograda para aumentar con relleno el tamaño de sus caderas. El proceso inflamatorio estuvo acompañado de un severo dolor e incluso de descomposición de los tejidos, y fue tan intenso que los doctores tuvieron que salvar a la belleza del coma en cuidados intensivos.

5. Justin Jedlica

El habitante de Nueva York de 34 años, Justin Jedlica, atravesó por 145 diferentes cirugías, para hacerse más parecido al guapo muñeco de plástico, Ken. Un implante para hombros, cinco rinoplastías, cambio de la forma de la frente, mejillas, labios, barbilla. Y también le pusieron aumento de relleno en los glúteos y bíceps.

6. Jordan Park

Jordan Park es un residente de 23 años del Reino Unido que gastó más de 95 mil libras en cirugías plásticas para hacerse más parecido a Kim Kardashian. Él cambió la forma de sus labios y mejillas, eliminó el vello de su rostro y cuerpo con láser, se tatuó las cejas y se hizo algunas inyecciones de botox , en total fueron 50 diferentes procedimientos cosméticos e intervenciones quirúrgicas. Este hombre, quien trabaja como maquillista, quedó bastante contento con los resultados.

7. Derek Walters

El rapero de Nueva York, Derek Walters, recientemente terminó en el hospital después de hacerse un tatuaje en los globos oculares. Después del procedimiento, durante el cual se le inyectó una tinta especial, al cantante de 19 años se le nubló la vista y comenzó a sentir ardor. Tuvo que dirigirse al doctor, y se le administró un tratamiento durante dos semanas.

Comentarios