El fotógrafo tomó la fotografía perfecta de un guardarrío,sumergiéndose en el agua

Todos los fotógrafos tienen el sueño de hacer alguna vez la toma perfecta. No muchos de ellos logran hacerlo, pero Alan Mcfadden es uno de los que sí. El ávido fotógrafo aficionado, fotografiando por algunos años la naturaleza salvaje, soñaba y soñaba con capturar el momento en que un pájaro se sumergiera en el agua sin salpicar. Y lo logró. A decir verdad esto le tomó 4200 horas y 720 mil imágenes.

« La dificultad consiste en que esta toma tan perfecta no sólo dependió de mí, dice el fotógrafo. Muchos factores debieron salir juntos de una manera milagrosa para que resultara tan perfecta. Estuve en el lugar necesario en el momento justo e hice click en el momento adecuado. El pájaro también hizo su parte del trabajo. Yo podría haber tomado 600 imágenes y no sería igual. Ahora al revisar esas miles de imágenes que hice, entiendo el inmenso trabajo que hice.».

Para hacer la toma perfecta, Alan necesitó 6 años, 4200 horas de tiempo y 720 000 fotografías.

« Para capturar el momento justo en que se sumergiera sin salpicar el agua requirió toda mi paciencia y toda mi experiencia previa».

« Miles y miles de fotografías que hice cada día, día tras día.».

« Yo nunca pensé cuánto tiempo me tomaría cumplir esta idea de hacer la toma perfecta. Pero ahora, al observar esta fotografía y mirar atrás, comprendo que nada fue en vano.».

« Recuerdo cómo el abuelo me llevaba con él y me mostraba los nidos de los guardarríos. Observábamos cómo viven y cazan. Entonces yo estaba simplemente fascinado con el esplendor de estas aves.».

« Lástima que el abuelo ya no pudo ver mis fotografías. Pero todos los miembros de mi familia a quienes les mostré esta foto dijeron que el abuelo estaría orgulloso de mí».

Comentarios