Los empleados engañados de la empresa Zara están poniendo notas con quejas en los bolsillos de la ropa nueva

En las tiendas Zara de Estambul, los compradores se han encontrado en los bolsillos y en las etiquetas de diversas prendas, notas con las palabras: "Fui yo quien cosió el producto que usted va a comprar, pero no me pagaron por ello". De esta manera, los empleados de la marca de moda se quejan de que no se les paga por la producción y piden que les ayuden en su lucha por mejores condiciones de trabajo y a ejercer presión sobre la empresa Zara para que pague sus deudas.

1

Los autores de las notas dicen que estuvieron trabajando en la compañía de producción Bravo Tekstil, pero que esta se cerró de repente sin pagarles sus deudas por varios meses de trabajo y la indemnización por su despido. Bravo Tekstil también elabora ropa para Mango y Next.

Zara es una de las marcas de moda más exitosas y posee 2,200 tiendas en todo el mundo. Sin embargo, no es la primera vez que la marca española se encuentra en el centro del escándalo. Anteriormente, Zara fue criticada por daño ambiental y por robarle ideas a los diseñadores jóvenes, además, también le hicieron una demanda al fabricante por las malas condiciones de trabajo: la empresa fue acusada de trabajo esclavista e infantil, así como de la explotación de los refugiados de Siria que tienen solo 15 años de edad.

Pic-Recovered

En octubre la compañía matriz de Zara, Inditex, hizo público un comunicado de prensa en donde indicó que está trabajando junto a la Organización Internacional del Trabajo (OIT), para "mejorar las condiciones de trabajo en todos los niveles de la cadena de producción". De acuerdo con la declaración de Inditex, están cooperando con la OIT en el proyecto Score, el cual está diseñado para crear una mejor gestión y condiciones de trabajo en sus fábricas en China y Turquía.

Un representante de Inditex se comprometió a restablecer la justicia: “Inditex ha cumplido con todas sus obligaciones contractuales ante Bravo Tekstil. Actualmente la compañía está trabajando con Mango, Next y una sucursal local del sindicato IndustriALL, para crear un fondo de ayuda para los empleados a quienes Bravo no les pagó".

Fuente: independiente

Comentarios