Una niña de 5 años que está enferma del corazón, se "casó" y tuvo la sesión de fotos de sus sueños

A Sophia Chiappalone le han realizado más procedimientos médicos que a muchos adultos. La niña, que nació con un defecto cardíaco, ya ha pasado por 3 operaciones, y tiene otra prevista próximamente.

Pero antes de que esta operación se lleve a cabo, Sophia compartió con su madre Kristy Somerset-Chiappalone, su deseo más íntimo: la niña quería casarse con su novio de la infancia, Hunter Laferriere, de 6 años.

Christie decidió hacer realidad el sueño de su hija y se lo comentó a la madre de Hunter, Tracy, quien a su vez se lo contó a su hijo, y este aceptó la propuesta.

"Él hará todo lo posible por hacerla feliz", - explicó Tracy.

“Ella siempre está dispuesta a jugar a Mario, así que creo que él estará feliz de casarse con ella. Entre ellos hay una química muy especial y se ven muy bien juntos",- añadió la mujer.

Para hacer realidad el sueño de Sophia, Tracy le pidió a su mejor amiga y fotógrafa, Marisa Baletti-Lavoie, del estudio Sassy Mouth Photography, que hiciera una sesión de fotos para este inusual evento.

Como se puede ver, la sesión de fotos de este matrimonio “falso” tiene todos las características de una sesión de bodas auténtica: Sophia aparece en un hermoso vestido de novia y lleva un ramo de flores...

... mientras, los niños aparecen cerca uno del otro, como una pareja, dándose besitos en las mejillas.

Además, la fotógrafa no se olvidó de su edad y decidió mostrar cómo juegan ambos en un parque infantil, mientras se tiran hojas entre ellos.

Sophia ha tenido que luchar por su vida desde el día de su nacimiento. La chica tiene un defecto genético que se manifiesta en la falta de conexión entre el corazón y las arterias que suministran sangre a los pulmones.

Un día después de nacer, a Sophia le hicieron una cirugía a corazón abierto y por desgracia, va a tener que someterse a este procedimiento durante toda su vida.

Por otra parte, la sesión de fotos fue un poco triste para la madre de Sophia. "Hasta derramé algunas lágrimas mientras los observaba - dice Christie. - Sentí miedo de nuevo, como en los muchos otros eventos de mi hija, pues me atacó el pensamiento de que esta sería la única vez que vería a mi bebé en un vestido de novia y que tal vez no tenga tiempo ni fuerzas en el futuro para hacer realidad este sueño".

Fuente: mymodernmet

Comentarios