Un niño gravemente enfermo compartió con la enfermera su sueño. ¡Después de 3 años el niño estaba bailando de alegría!

Un niño gravemente enfermo compartio su sueño con la enfermera. ¡Después de 3 años, el niño estaba bailando con alegría!

1 (1)

No es fácil ser voluntario. Estas personas suelen trabajar en condiciones muy desagradables. Los voluntarios a menudo son testigos de escenas, que no pueden olvidar durante meses. Estas personas se mantienen en su puesto de voluntarios sólo porque comprenden la importancia de su trabajo.

2

El trabajo de la gente de bien, da esperanza a las personas y los animales. Y a veces los esfuerzos de una sola persona pueden hacer la vida más fácil para cientos de personas a la vez. Eso es lo que ocurrió en nuestra historia de hoy. Se lo advertimos: algunas imágenes de este artículo pueden ser chocantes!

3

La joven estadounidense Isabella Inis estuvo de voluntaria en Campala, la capital de la nación africana de Uganda. Ella trabajó en un hospital local. Al ir al continente africano, Isabel ni siquiera pensó que este evento cambiaría su vida para siempre.

4

El punto de inflexión para ella fue el encuentro con el niño de 12 años de edad, George. Este niño con su hermano fue llevado al hospital en una motocicleta de un pueblo remoto en el centro del país. El conductor, manejo durante cuatro horas sin interrupción su "caballo de hierro", por temor a que sus pasajeros mueran en el camino.

5

El estado de los niños aterrorizó a los médicos. Los pequeños sufrian de una forma avanzadas de fiebre tifoidea. Por desgracia, al hermano de George ya nada podía ayudarlo, y el niño murió. Sin embargo, los médicos fueron capaces de salvar a George. El niño estuvo en el hospital durante tres meses, y durante ese tiempo Isabella se acercó mucho al pequeño.

6

Al final resultó más tarde, que los niños se habian infectado de esta terrible enfermedad, por querer beber agua potable. El pozo del pueblo era viejo, y el líquido estaba turbio y maloliente. Sin embargo, los residentes locales no tenían ni la fuerza ni los medios para la construcción de una nueva fuente.

Pronto a Isabella se le terminó el tiempo de voluntaria y regresó a los Estados Unidos. Sin embargo, no se olvidó de la difícil situación de su pequeño amigo. Pidio ayuda a sus amigos y conocidos para hacer caridad, y nuestra heroína se puso a trabajar!

7

Pronto el pequeño fondo Inis fue capaz de reunir el dinero suficiente. Isabella regreso a Uganda. Esta vez, sin embargo, al lado de la chica estaban sus amigos y en las manos de los filántropos jóvenes habia suficiente dinero para ayudar al pueblo.

La fuente de agua pura salio hacia el cielo, cuando perforaron un nuevo pozo, y fue recibido por los gritos de alegría de los lugareños. Así es como la bondad de una chica se convirtió en felicidad para todo el pueblo!

En el vídeo a continuación Isabella habla de su proyecto.

Bueno, aquí estamos hablando sobre el viaje de la segunda chica a Uganda y la perforación del pozo.

En cuanto a mí, tal acto es realmente encomiable. Si todas las personas del mundo, estuvieran dispuestas a ayudar a los demás, nuestro planeta sería un paraíso!

Esta niña enfermó gravemente debido a algo que hace el 99% de los padres... Una joven madre subió una foto de su bebé a Instagram. Pronto fue evidente que ella estaba gravemente enferma El baile de una muchacha y su abuela gravemente enferma se hizo popular en internet

Comentarios