Su novia pensó que se trataba de una broma tonta, pero luego casi llora de la emoción

La tradición de los regalos de boda en Escocia tiene una larga historia, así que cuando la joven novia Kerian Watt tomó el paquete de las manos de su novio, ella sospechó que se trataba de una broma. Stephen, ahora su esposo, con una sonrisa pérfida le dio algo realmente extraño. Cuando la chica abrió el papel frente a todos los invitados, en sus manos apareció... un pato de juguete. A Holahola le pareció interesante ver qué pasó después y cuál fue su reacción.

1-1
2-3

El pato es un juguete absurdo, ¿qué quería decir el novio con esto?...

Pero el novio no perdió tiempo y le ofreció que usara el juguete para lo que es, sin dejar de sonreír ni un instante. ¿Que? ¡Pues haz que haga cua cua, querida! Vamos, no seas tímida: delante de las sonrisas y los susurros de los invitados, la novia apretó el juguete. Y siguiendo el sonido apareció el verdadero regalo, el dueño del pato de juguete. ¡Era un pug cachorro!

3-2
4-2

El novio sabía que los pugs eran la debilidad de su novia. Ella había soñado con un perro así por diez años, desde que era niña. Pero por diferentes razones no pudo conseguirlo, así que Stephen decidió que la boda no sería ideal si no aparecía una nueva mascota en la familia: un hermoso pug. Stephen estuvo preparando en secreto la sorpresa durante cinco meses, sorpresa que solo era conocida por el criador del perro, un testigo y el fotógrafo de la boda, quien no cometió ningún error y capturó el momento justo de la conmovedora escena.


Por lo visto, ella eligió bien a su pareja:

Fuente: www.ntd.tv

Comentarios