Esta pequeña abrió los ojos cuando su padre luchaba con los médicos, quienes querían apagar el aparato que la mantenía con vida

La pequeña Marwa de un año, fue puesta en un coma artificial en septiembre de este año, después de una dura lucha con una infección viral. La niña se encuentra en el hospital La Timone, Marsella.

1

Cuando la niña se encontraba en coma, los médicos quisieron desactivar el dispositivo de soporte vital (AWS).

Ante los padres, que querían un poco más de tiempo, los médicos afirmaron que la bebé tendría graves problemas de salud después una terapia tan agresiva. Ellos explicaron que ella nunca sería capaz de respirar por sí misma y que tendría una mayor probabilidad de padecer parálisis completa. Pero sus padres, que habían llegado desde Argelia, no estaban dispuestos a renunciar a su hija, así que se presentaron ante los tribunales para ganar más tiempo.

El padre de la niña llevó la petición "No sin mi Marwa" ante un tribunal, para obligar al hospital a mantener con vida a su hija. El proyecto ya recogió 114,000 firmas. De alguna manera se las arreglaron para ganar dos meses más sin que tuvieran que desconectar a la bebé.

Y entonces, cuando el hospital tenía que desconectar finalmente a Marwa, ella abrió los ojos. Las buenas noticias las compartió su padre en Facebook, explicando que los médicos se habían equivocado.

La madre de la niña afirma que todos los análisis y los órganos de su hija se encuentran en buen estado y ya está en vías de recuperación.

"Cuando hablo con ella, oye mi voz, reacciona y a veces incluso sonríe", - dijo el padre de la niña en una entrevista.

Desde un punto de vista médico, el coma inducido es un estado de inconsciencia en el que se sumerge una persona en un momento determinado. De esta manera se produce una inhibición profunda de la actividad cerebral, resultando en el apagado completo de todos los reflejos.

Esta medida se justifica en los casos en los que los médicos no ven otra forma de detener los cambios irreversibles que amenazan la vida. Estos incluyen efectos de compresión, hemorragia, sangrado o infección grave.

Marwa tuvo serios problemas con la infección cerebral que contrajo y el coma tenía que ayudarla a recuperarse. Pero los médicos no pudieron ver resultados positivos, y por lo tanto, le sugirieron a los padres desconectar a la bebé.

Comentarios