Los doctores le hicieron una cesárea. Al ver al niño, no podían creer lo que veían sus ojos...

Qué puede ser mejor que la espera de un nuevo miembro en la familia: la permanente controversia sobre el nombre que le pondrán, las compras de todo lo necesario, las ganas de ver a tu nuevo hijo, realmente son muchos momentos agradables y tierno. Por desgracia, esta situación no siempre sucede en cada familia..

En la familia de Nick y Brooklyn Sherr todos esperaban con ansias el nacimiento del bebé. Sólo que la ecografía mostró que Charlie (así iban a llamar al pequeño), tenía hidrocefalia.

1

A Brooklyn la llevaron al hospital de inmediato, y Nick iba constantemente de aquí para allá, porque tenía que cuidar a sus dos hijas mayores. En un momento dado, los médicos dejaron de medir el nivel de líquido en la cabeza del bebé, ya que había superado todas las normas posibles, por lo que había dejado de tener valor. Los médicos les dijeron que existía un 90% de probabilidades de que el niño muriera inmediatamente después de nacer, y si sobrevivía, su vida estaría lejos de ser normal...

2

Y por fin llegó el momento de que Charlie naciera. Cuando los médicos le hicieron la cesárea, apareció un niño totalmente sano que de inmediato dio un fuerte grito. "Ese fue el más bello de todos los sonidos del mundo", - escribió Nick en su página de Facebook.

3

El feliz padre compartió los detalles: "El bebé nació casi sano. Todo lo que le han encontrado ha sido un pequeño aumento de los ventrículos. Pero esto sólo significa que necesitaremos exámenes médicos más frecuentes. Su cerebro de alguna manera se libró de los problemas que causa el exceso de líquido. Los últimos días he estado oyendo la palabra "milagro" con más frecuencia que en toda mi vida..."

4

¿Qué más puede decir una persona en esta situación? Por supuesto, Nick expresa su agradecimiento: "Nunca había sido muy creyente. Pero en esta situación ciertamente el Señor intervino. Gracias a todos los que oraron por nuestro hijo y nos apoyaron".

5

Casos como este nos devuelven la fe en los milagros. Es nuestro deseo que Charlie crezca sano y rodeado de la alegría de sus padres y sus hermanas mayores. No te olvides de compartir esta historia con tus amigos y conocidos.

Fuente: Boredomtherapy

Comentarios