Antes de ponerse la soga al cuello, este chico escribió una carta. Sus padres quieren que el mundo sepa qué fue lo que lo mató

Sólo unas semanas después, Daniel Joseph Fitzpatrick habría celebrado su decimocuarto cumpleaños. Su hermana lo encontró el 11 de agosto. Se había ahorcado con su propio cinturón.

Los pobres progenitores del niño, Maureen y Daniel, apenas y están sobreponiéndose a la terrible pérdida. Pero de inmediato decidieron que el mundo tenía que saber la verdad sobre la muerte de su hijo. Daniel fue víctima de bullying por parte de sus compañeros de clase, quienes se burlaron de él constantemente, hasta el punto de llevarlo a la total desesperación.

1

El muchacho escribió una carta en la que explicaba por qué ya no quería vivir. Detalló cómo sus compañeros de la escuela católica local, estaban en contra de él:

"...Anthony constantemente se desfogaba conmigo. John, Marcos y José se burlaban de mí constantemente. Y un día no aguanté más y tuve una pelea con Anthony, entonces ellos no se detuvieron. Además de John, él estaba muy enojado. Entonces me peleé con John, fue él quien me rompió el dedo meñique".

Denny (así lo llamaban en la escuela), se convirtió en víctima de los bravucones por su gordura y lo desvaloraban por no ser "cool" como los demás. "Me doy por vencido. Los maestros no hacen NADA para parar esto", - escribió el chico.

2

Su afligido padre hizo un vídeo y lo publicó en Facebook, tratando de transmitir a todos su mensaje: ningún niño debe pasar por esto.

"Ahora todo el mundo sabe lo que le pasó a mi hijo, - dice este simple mecánico con lágrimas en los ojos. – Ningún niño en el mundo debería sufrir como sufrió mi hijo". El padre confesó que él y su esposa se dieron cuenta de que su hijo tenía problemas en la escuela, e incluso habían hablado de ello con el director. Pero la dirección de la escuela no consideró que se tratara de algo serio: "Todo lo que oímos es que él iba a estar bien, nos preguntaban si ya estaba viendo a algún psicólogo, y le decían finalmente a Denny que todo iba a estar bien, que sólo tenía que esforzarse más".

3

El padre de Daniel no pudo contener su ira, dirigiéndose a los padres de los chicos que habían llevado a su hijo al suicidio: "Ustedes abrazarán a sus hijos cada día hasta el final de sus vidas. Yo simplemente no puedo concebir que sus pequeños monstruos hayan destruido mi felicidad, la felicidad de abrazar a mi hijo. Se han llevado la felicidad de mi esposa y la de nuestra hija. Denny era un niño pequeño y sensible. Él no era "cool" quizás, pero no era cruel. Sólo quiero escuchar su voz una vez más... quiero escucharlo decir "Buenos días, papá". Y entonces yo le diría "Buenos días. Te quiero mucho, hijo"... Yo le decía esto cada día... cada día".

4

Publicando su historia, los padres de Daniel tienen la esperanza de hacer que la gente piense más en serio sobre la cuestión del bulliyng y sobre la crueldad de los niños. Muy a menudo los adultos no toman en serio el acoso de los alumnos, pensando que sólo se trata de bromas entre niños. Piensan que sí, se han peleado, pero pronto serán amigos de nuevo.

A veces esto realmente parece un juego, pero en muchas ocasiones sus crueles entretenimientos van demasiado lejos, sin darse cuenta de lo que esto pueda causar. Y las víctimas de la intimidación se ven diezmadas y ofendidas por todo el mundo, y tratan de "vengarse" de todo el mundo de la peor manera, sin entender que la muerte es para siempre.

Comentarios