Esta pareja adoptó a una huérfana de 9 años. ¡Pero pronto descubrirían la sorprendente verdad sobre su pasado!

Bernie y Diane Lierow pueden considerarse como la pareja perfecta. Ellos criaron a 5 hermosos hijos. Y cuando cuatro de ellos crecieron y dejaron el nido de los padres, la pareja decidió tener otro niño.

Ya que Diane se encontraba bajo peligro en caso de dar a luz a su edad, la pareja decidió adoptar una hija. Cuando ellos vieron las fotografías de los huérfanos, hubo algo que llamó su atención, una imagen en blanco y negro maltratada de una pequeña con una mirada penetrante. Esta foto de baja calidad se destacaba de entre el resto de las imágenes coloridas. Y algo dentro de Diane le dijo que ella debía adoptar justo a esa niña.

Cuando Bernie y Diane dijeron que querían adoptar a la niña, que estaba retratada en blanco y negro, los trabajadores sociales comenzaron a disuadirlos de la idea. Al principio respondieron con evasivas cualquier pregunta acerca de la pequeña. Los empleados se limitaban a decir que no había algo bien con la niña, y no les recomendaban adoptarla.

Sin embargo Diane y Bernie insistieron. Entonces los trabajadores del servicio social les dijeron la terrible verdad sobre la niña. Debido a un terrible tratamiento su desarrollo mental correspondía al de una niña más pequeña. La niña ya tenía 9 años, pero aún usaba pañal, empezaba a dejar el biberón con leche y no podía siquiera hablar…

A pesar de todo lo que escucharon, Bernie y Diane no abandonaron la idea de adoptar a la niña. Entonces fue que les contaron el terrible pasado de la niña. Resulta que ella era prácticamente salvaje. Hasta los siete años sus padres la trataron peor que aun animal.

El detective Marc Holst, quien descubrió a la niña, recuerda: «Yo llevaba ya 27 años sirviendo en la policía, y este es el caso más horrible de toda mi carrera! En todas partes de la casa en la que encontramos a la niña había una suciedad terrible. Del techo colgaban telarañas, bajo nuestros pies había una montaña de heces de perros, y todo alrededor era literalmente un enjambre de cucarachas. Y en medio de todo este horror encontramos a una niña desnutrida de 7 años de edad con sólo un pañal mojado puesto».

A la madre biológica de la madre se le retiró la patria potestad y la enviaron a tratamiento psicológico. Y la pequeña, a quien llamaron Danielle, la enviaron a un refugio especial. Ahí empezaron a acostumbrarla gradualmente a una vida normal, pero todo avanzaba muy lentamente.

Un año y medio después en el refugio Danielle comenzó a comer alimentos sólidos, pero todo lo demás seguía siendo tan triste como al momento en que ingresó al refugio…

Al saber la verdad sobre la niña, Diane y Bernie se aterrorizaron, pero no renunciaron a sus intenciones. Ya que el caso de Danielle era tan extraordinario, la pareja decidió conocer a la pequeña poco a poco.

« Después de verme por primera vez Danielle se escondió asustada en un rincón. Ella parecía más un animal pequeño que una niña. Pero al ver a la pequeña a los ojos, entendí que debía ayudarla sin falta», — recuerda Diane.

Los trabajadores sociales dicen que entre la niña y su nueva mamá de inmediato hubo una conexión espiritual. Ya que Danielle se ponía histérica ante la visita de personas desconocidas. Ella corría por la habitación, y cuando alguien se acercaba se esforzaba por morderlos. Diane resultó ser una de las pocas que lograron ganar la confianza de la niña.

En el transcurso de dos semanas Diane y Bernie visitaron diariamente a la niña en el refugio, pasando con ella cada vez más tiempo. Y cuando Diane terminó por confiar totalmente en sus nuevos padres, permitieron que la llevaran a casa.

Naturalmente, Diane y Bernie fueron ayudados en la educación de la niña por psicólogos profesionales y maestros bien preparados. Pero , estos mismos reconocen que la pareja sin ninguna ayuda aún así lo habrían hecho todo correctamente. En su casa la niña comenzó a cambiar ante sus ojos.

En ocho años que Danielle pasó en la familia Lierow, ella se transformó por completo. A los 13 años su desarrollo mental ya era el de una niña de 6 años. Y ahora su rendimiento coincide con el nivel de un estudiante de escuela media.

Diana y Bernie demostraron con su propio ejemplo que el amor es capaz de hacer milagros. Si te conmoviste leyendo estas líneas, no dudes en compartirlas con tus amigos.

Comentarios