Esta chica comió sólo 3 manzanas al día durante 8 meses. Y esto es a lo que la llevó…

Cuando la francesa Victoire Dauxerre cumplió 18 años, ella pensó que tenía el boleto dorado. La chica fue de compras con su madre, y observó ahí a un representante de una agencia de modelos de prestigio.

La belleza de Victoire de inmediato capturó la atención del hombre, y este la invitó a probarse como modelo. Por supuesto la joven aceptó de inmediato esta oferta tan atractiva.
Pero desde ese momento la vida de la chica comenzó a convertirse en una verdadera pesadilla. Victoire nunca se había considerado gorda. Pero resulta que en el mundo de la alta costura reinan las anoréxicas y ella no se ajustaba a los estándares.

« La plática conmigo fue rápida. El jefe me dijo que para un gran desfile de moda en septiembre yo debía entrar en una ropa talla 32-34. O de lo contrario me echarían del trabajo», — recuerda Victoire.

Para el desfile sólo faltaban dos meses, durante los cuales la muchacha perdió cerca de diez kilogramos. Su dieta consistía de sólo tres manzanas al día y refrescos con los que llenaba su estómago para dar la sensación de saciedad. Una vez a la semana la chica se permitía comer un trozo de pollo o pescado sin grasa.

Para el tiempo señalado Victoire había perdido las tallas necesarias. Ahora ella tenía las medidas de una modelo con una altura de 178 centímetros y pesaba 47 kilogramos. La carrera de la chica iba mejor que nunca. Ella participaba en los desfiles de moda en París, Milán, y Nueva York, había firmado un contrato con una conocida fabricante de ropa y entrado dentro de las 20 mejores modelos.

Sin embargo debajo de esa envoltura brillante se ocultaba una terrible verdad. La salud de la chica comenzó a tambalearse, ella desarrolló anorexia. Después de ocho meses con esa dieta la chica incluso intentó terminar con su vida. Por fortuna, el intento no tuvo éxito, y ella logró sobrevivir.

«Me parecía que mi corazón estaba a punto de detenerse. Se me caía el cabello y dejé de menstruar. Después de los desfiles de moda siempre terminaba desmayada», — recuerda Victoire sus sufrimientos.

« Lo más horrible es que nadie me entendía. Todos mis amigos tenían envidia de mi carrera y hablaban de los afortunada que era. Nadie quería escucharme cuando yo decía que quería alejarme del negocio del modelaje. ¡Todos me quisieron convencer de que me quedara!» —continúa relatando la chica.

« Las personas sólo ven la imagen bonita que se muestra en las revistas. Pero el problema es que todas las imágenes se procesan cuidadosamente en Photoshop, donde a las modelos les redondean los pechos, las caderas y les rellenan las mejillas hundidas…»

Al final Victoire entendió que la salud es mucho más valiosa y se retiró del negocio de la moda. ¡Ahora ella regresó a su forma anterior y ahora utiliza ropa (el terror de la moda) talla 38!

La chica ahora se toma muy en serio la protección de la salud de las modelos. Recientemente ella publicó su libro “Nunca se es suficientemente delgada, Diario de una modelo” En sus páginas se describe la verdad de todos los sacrificios por los que tienen que pasar las modelos para subir a lo más alto.

« Karl Lagerfield insiste en que los trajes Chanel no le van a las mujeres con senos. ¡Pero las mujeres son así por naturaleza! ¿Por qué las modelos no pueden usar algo que usen las mujeres?» —pregunta Victoire.

Gracias a las revelaciones de nuestra protagonista, el gobierno de Francia incluso creó una ley que prohíbe esos estrictos parámetros para las modelos. Y la misma Victoire le recomienda a todas las chicas que sueñan con la pasarela: «Si a ustedes les dicen que tienen que hacer una dieta estricta para su carrera, entonces dejen ese trabajo. ¡El dinero que ustedes ganaran siendo modelos no les servirá para pagar por su salud!»

La historia de Victoire nos revela el otro lado del negocio de la moda. Y si deseas cuidar la salud de tus conocidos, quienes sueñan con entrar a la pasarela, entonces dales a leer estas líneas.

Comentarios