Una japonesa contrató para su hija un padre falso pero ideal. Y luego se enamoró de él.

Un hombre del servicio de alquiler de padres ideales, socios y amigos ha estado visitando a esta madre e hija durante más de diez años. Para ellas, se convirtió en parte de la familia. Sin embargo, por cada una de sus visitas, la mujer tiene que pagar $ 90.

En Japón, existe un negocio de alquiler de padres, amigos y socios ideales para matrimonios falsos. Para este tipo de trabajo, como regla general, se contratan actores que pueden cambiar varios roles sociales en un día. Hace poco se produjo un incidente divertido y, al mismo tiempo, trágico con uno de los clientes de una de las compañías que brindan dicho servicio. Una mujer llamada Asako contrató a un padre falso para su hija Megumi, quien finalmente se convirtió en parte de su familia.

Asako decidió dar este paso tan desesperado después de que su hija sufriera burlas en la escuela debido al hecho de que la niña está creciendo sin padre. Como señala la BBC, el estigma social en Japón es una práctica común. Como resultado, el actor Takashi comenzó a visitar a la familia: interpretó el papel de padre, supuestamente decepcionado de haber abandonado a su familia. Por cierto, Takashi ya había actuado como padre, así como novio, amigo, y fue novio en cinco bodas de mentira.

Takashi va a visitarlas varias veces al mes. Pasa los fines de semana con ellas, va al parque y al cine. Y ya han pasado unos diez años desde que empezó. Durante este tiempo, se hizo muy cercano con ellas. Sin embargo, por cada visita, el actor sigue recibiendo alrededor de $90. Después de un tiempo, Asako se dio cuenta de que se había enamorado del hombre y le contó sus sentimientos. Sin embargo, él le dijo directamente que "él solo estaba realizando su trabajo".

A pesar de esto, la mujer admite que le gustaría continuar usando los servicios de Takashi. Asako quiere que él vaya a la boda de su hija y luego se convierta en abuelo de los hijos de Megumi.
Fuente: BBC

Comentarios