Un tribunal absolvió a la mujer que estranguló a su marido con una almohada, ya que este la hizo sufrir durante 50 años

Suzanne y Henry, de Era, Escocia, vivieron juntos durante 50 años y tuvieron tres hijos. Para la gente de afuera, eran un matrimonio feliz, pero la muerte de Henry en septiembre del 2016 fue un alivio para su esposa y para todos los que conocieron al hombre realmente.

La pareja de ancianos tenía sus demonios muy bien escondidos: Henry golpeaba constantemente a Suzanne. La mujer toleraba todo por motivos religiosos. En algún momento, ella simplemente comenzó a pensar que Dios le había enviado esa prueba, por lo que decidió aguantar hasta el final. Pero el final no estaba tan cerca.

41oxih0l

50 años después el corazón de Henry se debilitó y se vio confinado a su cama. Suzanne se preocupó por él y siguió soportando todas las humillaciones y dificultades. Pero en su mente algo se había roto: la mujer cayó en una profunda depresión.

La soledad y el hecho de que casi todos sus conocidos se alejaron de él, provocaron que Henry comenzara a tener pensamientos suicidas. Él tuvo un intento de suicidio fallido. En este contexto, Suzanne también iba empeorando con los días y ya no podía vivir sin antidepresivos. Al final su paciencia se agotó.

Ese día, el 3 de septiembre del 2016, Henry le pidió a su esposa que marcara el número de un amigo. Mientras el marido hablaba en un tono áspero con el hombre, Suzanne se iba poniendo cada vez más furiosa. De pronto comenzó a golpear a su marido con una jarra y le lastimó la cara. Henry continuó quejándose y dijo que quería morirse...

Suzanne salió corriendo de la habitación hacia los vecinos, y cuando regresó vio a Henry ensangrentado en el suelo. Cerca de él yacía un paquete vacío de medicamentos. Puso a Henry en la cama y él le gritó a Suzanne: "¡Ayúdame!". Suzanne comprendió que él no se refería a ser hospitalizado...

Llena de lágrimas y de miedo, la mujer agarró la almohada de Henry y comenzó a sofocarlo hasta que cesaron sus convulsiones. Después, la mujer llamó a la policía y confesó lo que acababa de hacer.

RV2dVkSl

"Lo hice solamente por compasión hacia él, eso tenía que parar alguna vez ..."

Suzanne Wilson

El defensor de Suzanne pudo convencer al Tribunal Supremo de que en esta historia, la víctima no es Henry, sino su esposa. Como resultado, la mujer fue declarada inocente. Antes de liberar a la anciana, que ya había sufrido tanto los últimos años, el juez personalmente le deseó que tuviera una vida pacífica y alegre en esos últimos años que el destino le otorgaba.

sGBgyoZl

"La razón principal del asesinato fue su estado mental durante la muerte de su esposo. No hay ninguna razón para creer que usted represente alguna amenaza para la sociedad. Por lo tanto, le hacemos una advertencia y la liberamos".

Tribunal Superior de Glasgow

Fuente: The Sun

Comentarios