Una joven madre salió del coma después de escuchar el llanto de su hija: los médicos no pudieron explicarlo

Shelley Crowley estaba esperando un bebé, cuando de pronto se enteró de que su embarazo estaba en peligro. La mujer fue hospitalizada. En un momento dado la niña y la misma Shelley estuvieron en grave peligro, por lo que los médicos decidieron efectuar una cesárea de emergencia.

koma1

Por desgracia, durante el procedimiento la mujer cayó en coma. Su hija fue enviada a una sala especial para recién nacidos. Shelley no volvió en sí por mucho tiempo, y los médicos dijeron que no podían hacer nada más.

koma2

Una de las enfermeras, a pesar de la prohibición de los médicos, decidió llevarle a la niña recién nacida a Shelley, con la esperanza de que un contacto cercano entre madre e hija la ayudaría a salir del coma.

koma3

Tan pronto como la pequeña comenzó a llorar, Shelley salió del coma. La enfermera vio en los monitores una oleada de actividad en todos sus órganos internos, lo que indicaba que Shelly se estaba recuperando.

koma4

En tan solo unos días, la joven madre se recuperó y pudo cuidar de su hija sola.
Es verdad, el amor maternal no conoce obstáculos, conquista la muerte y está listo para cualquier sacrificio:

Fuente: www.bebesymas.com

Comentarios