Un niño indonesio de dos años fuma 40 cigarrillos por día.

Rapi Ananda Pamungkas, que tiene dos años y medio, comenzó a fumar cuando recogía las colillas de cigarrillos cerca del estante de su madre en el mercado de Sukabumi, Indonesia.

Después de un tiempo, el cuerpo del pequeño se volvió adicto a la nicotina y los clientes que llegaban, le daban cigarrillos completos cada vez que este les rogaba.

Al principio, a los adultos este hábito les pareció gracioso y le comenzaron a dar cigarros a Rapi de broma.

Pero el niño se volvió agresivo y completamente inmanejable bastante rápido, si no se le daba su "meroko" favorito: es el nombre local de los cigarrillos.

Marijati, madre del niño, quien tiene de 35 años, le compra a su hijo dos paquetes por día para calmarlo.

Los dos paquetes diarios que fuma Rapi, afectan seriamente el presupuesto de sus padres.

Mysbahudin, padre del niño, quien tiene 40 años, tampoco puede influir en la situación.

Los padres ahorran dinero para llevar a su hijo a un médico, que ayude a Rapi a deshacerse del mal hábito.

Indonesia ocupa el tercer lugar en el mundo en el número total de fumadores y más del 30 por ciento de los niños indonesios comienzan a fumar antes de los 10 años.
Fuente: Daily Mail

Comentarios