Los padres del bebé a quien quieren desconectar del aparato que lo mantiene con vida: ¡Por favor, no queremos hacerlo, él está vivo!

En Liverpool, los padres de Alfie, que solo tiene 20 meses de vida, luchan desesperadamente por su vida, pero no con la enfermedad, sino con el hospital. Los médicos pretenden desconectar al bebé del dispositivo de soporte artificial, pues creen que su cerebro ya no funciona. Tom Evans y Kate James, de 20 años, están desesperados y le piden a la corte de Liverpool que los ayuden a mantener a su hijo con vida hasta el momento en que lo trasladen a un hospital en Roma.

1

El pequeño Alfie sufre de un trastorno cerebral degenerativo. Los médicos del Hey Children's Hospital en Liverpool creen que el niño no reacciona a la realidad circundante y tienen la intención de desconectarlo del dispositivo de soporte vital. Pero los padres del niño, Tom Evans y Keith James, insisten en que su hijo está vivo y siente su apoyo. Ellos piensan que su condición está mejorando. La madre del bebé dijo que Alfie reacciona cuando tocan su cuerpo y le hablan, el otro día hasta le apretó un dedo.

2

"Lo he visto con mis propios ojos, él reacciona al tacto de su padre" - Kate James

3

La pareja pide que apoyen a su hijo. Los doctores declararon que habían agotado todas las posibilidades y tienen que actuar de acuerdo al protocolo. Tom y Kate están juntando votos para que sea posible extender el soporte vital gratuito para Alfie. Ya han obtenido el apoyo de varias celebridades británicas: el actor Jamie Lomas, el futbolista Dennis Wise y la esposa del futbolista Jamie Vardi, Rebekah Vardy.

4

En la foto: Chris Gard y Connie Yates con el hijo de Charlie Garde

Además, los padres del bebé solicitaron la ayuda del tribunal local. Piden que no apaguen los aparatos del niño hasta que organicen su transporte a Roma. Los cónyuges tienen la intención de transferir al niño a la clínica vaticana "Bambino Jezu", donde previamente querían realizarle un chequeo al bebé. En esta clínica también se ha tratado el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump y el Papa.

5

Tom y Kate entienden que tal vez después del tratamiento, Alfie quede discapacitado. El bebé tiene trastornos neurológicos que no han podido determinarse completamente. Sin embargo, intentan realizar todos los esfuerzos.

6


"No lo dejaremos morir, y si hacemos nuestro mejor esfuerzo y no podemos despertar a nuestro hijo... Nos resignaremos y lo dejaremos morir, pero al menos sabremos que hicimos todo lo que estaba en nuestras manos".

7

La página de JustGiving recaudó casi £ 60,000 para ayudar a Alfi a mudarse al extranjero. 70,000 personas firmaron una petición en la página de Change.org, donde pidieron a los representantes del Alder Hey Children's Hospital que permitan que los padres se lleven al niño a otro lugar. Los padres del bebé esperan que el Hospital Infantil del Vaticano pueda determinar la causa de la enfermedad del niño y curarlo.

Comentarios