La madre notó huellas extrañas en el cuerpo de su hija. Después de instalar una cámara en la habitación, supo la terrible verdad...

El mundo de hoy nos exige avanzar constantemente. Estamos tan apurados haciendo nuestras cosas, que a veces nos olvidamos de lo más importante, y cuando entendemos nuestro error, es demasiado tarde para corregirlo.

1

Anne Marie Theron de Namibia tiene 31 años. Hace casi un año dio a luz a una niña llamada Leila. Después de un tiempo, ella y su esposo tuvieron que regresar a su trabajo. Es por eso que decidieron recurrir a los servicios de una niñera.

2

La familia contrató a una mujer llamada Nikolina Hoesses. Sus servicios habían sido utilizados por los amigos de Anne Marie, por lo que inicialmente no sospecharon nada. Pero tiempo después ella notó que en el cuerpo de su hija había unas huellas extrañas. Además, era evidente que la pequeña Leila le tenía miedo a su niñera.


Para investigar la situación, Anne Marie y su esposo decidieron instalar una cámara oculta en la habitación de la niña. Después de revisar la cinta, la mujer no pudo contener las lágrimas. Es lo mínimo que podía sentir, pues en la filmación se ve como la nana sostiene a la niña y la arroja a la cuna.

3

Los amigos de Anne Marie también quedaron impactados. Esta mujer había cuidado a su hijo más de un año. Quizás ella también trató de esa manera a su bebé, pero ellos simplemente no se dieron cuenta.

4

Después de que la madre hiciera la denuncia ante la policía, Nikolina fue arrestada. Pronto la mujer comparecerá ante el tribunal... ¡Lo más terrible es que Nikolina es madre de cuatro hijos!

5

Esta historia nos demuestra una vez más que hay que estar atentos ante cualquier sospecha, especialmente en lo referente a nuestros hijos. ¡Es bueno mantener todo bajo control!
Fuente: dailymail.co.uk

Comentarios