Muchas personas no notan ESTO en medio del Támesis. ¡Cuando la marea se retira, la gente no puede contener sus emociones!

Las mareas han interesado a nuestros ancestros desde tiempos antiguos. Antes la gente creía que las olas aparecían por voluntad de los dioses. Isaac Newton fue el primero que demostró con la ayuda de la física, que la luna y las fuerzas de la gravedad de la Tierra creaban las olas.

Desde entonces, mucha agua ha corrido, la gente ha aprendido a dominar no sólo los elementos del mar, sino también a utilizar el maravilloso fenómeno de la marea en sus creaciones. Hay lugares en la Tierra donde el nivel del agua es crucial, y ahora nuestros editores te contarán acerca de ellos.

Mont Myung-Michel en Francia
Es una pequeña isla, transformada en una isla-fortaleza, que es visitada cada año por millones de turistas de todo el mundo. Dos veces al día se pueden observar las mayores mareas de Europa, su velocidad se compara con la velocidad de un caballo a galope.

La isla está protegida por todos los lados por el mar y está conectada al continente sólo por una presa. Con la degradación del medio ambiente, se sustituyó por un puente, y también se reconstruyó la presa en la desembocadura del río Couesnon.

Mont Saint-Michel es recordado a menudo en las obras literarias (incluso Victor Hugo advirtió a aquellos que desearan visitar este lugar de los peligros de las mareas), y también sirve como un excelente lugar para la filmación de películas y programas de televisión. Gracias a la poderosa fuerza de las olas y el monasterio y el pueblo, situados en la isla, estar en la isla siempre es algo lleno de peligros. No es de extrañar que la isla a menudo sea llamada la "Pirámide en el Océano", "La octava maravilla del mundo", etc.

"Jinetes del Apocalipsis" en el Támesis
Durante la marea alta, algunas personas notan unas cabezas que sobresalen del río Támesis. Sin embargo, unas pocas horas al día, a menudo en la noche, como corresponde a los jinetes del Apocalipsis, ellos aparecen en el centro de la capital británica.

Si se mira de cerca, lo notarás: los jinetes no se sientan en caballos ordinarios, sino en terribles híbridos - un cruce entre caballos con cabezas que recuerdan a algo industrial y metálico. El autor de la idea de estas esculturas fue Jason Taylor, que se especializa en la creación de museos submarinos.

Él estableció sus esculturas a una profundidad de 3,3 metros a poca distancia del Parlamento Británico. De esta manera, Taylor quería llamar la atención sobre los problemas medioambientales y el cambio climático. Las cabezas de estos caballos simbolizan el impacto negativo del combustible sobre la naturaleza y los seres vivos, en particular.

En el siguiente video puedes ver cómo se puede observar la escultura de los jinetes del Apocalipsis en diferentes momentos del día, dependiendo de la marea.

¿Te aventurarías a visitar el Mont Myung-Michel con la marea alta? ¿Qué opinas sobre las esculturas de Jason Taylor en Londres? Deja un comentario en este artículo, y no te olvides de mostrarle a tus amigos estos increíbles lugares que hay en nuestra Tierra.

Comentarios