¡Si alguna vez ves esta nube acercarse a tu ciudad, corre!

Muchas veces la fuerza de la naturaleza es muy destructiva y deja todo a su alrededor inerte y sin vida.

Hace poco, por los densos bosques de Hungría, en una ciudad tranquila llamada Pilish, una niebla helada la cubrió. Lo que inicialmente parecía como niebla, era más peligroso de lo que esperaban los servicios meteorológicos húngaros.

Cuando esta niebla, a la cual llaman "muerte blanca" pasó por estas montañas, la temperatura comenzó a bajar de forma radical.

Esta niebla mató todo lo que encontró en su camino, sus primeras víctimas fueron árboles y animales.


Este lugar se convirtió en un par de segundos en una zona muerta de la naturaleza. Incluso los viajeros más competentes, al estar aquí arriesgaban su vida.

Esto se ve terrible.

Por lo general, durante las nieblas empeora la visibilidad, pero ¿quién hubiera pensado que una niebla era capaz de traer tales consecuencias?... Estas aterradoras imágenes demuestran que a veces la naturaleza puede ser cruel. ¡Muestra las fotografías de esta anomalía a tus amigos!

Fuente: Facebook

Comentarios