Nadie quiere contratar a personas con síndrome de Down

Los padres cuyos hijos nacieron con el síndrome de Down, tienen muchos problemas para su educación. Pero el problema más importante es que cuando crecen les resulta difícil encontrar un trabajo. Según la CNN, casi el 70 por ciento de los adultos con discapacidad intelectual carece de trabajo.

127

Por esa razón, Amy Wright, de Carolina del Norte, decidió que dedicaría su vida a encontrar trabajo las personas con necesidades especiales. Se inspiró en sus propios hijos, quienes tienen síndrome de Down.

128

Amy creó una organización sin fines de lucro, empleando solo a aquellos que tienen una enfermedad similar a la de sus hijos.

129

"Es muy difícil lograr que la gente cambie sus percepciones", dijo. "Parece que las personas tienen miedo a lo desconocido, por eso decidimos mostrarles a todos cómo es la vida de estas personas especiales".

130

En el 2016 abrió el café Beatty and Bow, el cual actualmente emplea a más de 40 personas con discapacidades, tales como el autismo, la parálisis cerebral y el síndrome de Down, así como dos administradores con títulos en educación especial.

131

La creación de este café le ha demostrado a todas las personas que estos chicos no son peores, sino por el contrario, mejores, más inteligentes, amables y dignos de mantener comunicación por igual con todos.

Fuente: www.urbo.com

Comentarios