Se conocieron en el sitio de citas de Tinder y no imaginó en qué acabaría el encuentro

La mayoría de personas ha tenido al menos una cita "terrible" en su historia que recuerda con gusto. Algunos tal vez recuerden cómo se mancharon la camiseta con una bebida mientras trataban de hacer una broma, o cómo se intoxicaron con la cena, y luego tuvieron diarrea. O tal vez cómo quedaron atrapados entre las ventanas, tratando de obtener el excremento que alguien había tirado... esto fue probablemente lo peor que le pudo haber pasado a alguien en una cita, y es la historia que les contaremos el día de hoy.

1

El estudiante de doctorado Liam Smith, del Reino Unido, no fue el principal héroe del último caso. En su lugar, le tocó vivir un momento incómodo en su casa, cuando una noche, después de haber tenido una cita con una linda chica por medio del servicio de citas Tinder, ella se le acercó muy nerviosa para decirle que sus heces habían quedado atoradas en el espacio de la ventana del baño al querer tirarlas a la calle.

2

Así es como Smith describe lo que sucedió:
"Después de una hora... mi chica se levantó para ir al baño. Ella volvió totalmente nerviosa y con pánico en sus ojos y me dijo que necesitaba decirme algo, "Fui al baño para defecar - me dijo, pero las heces flotaron y no desaparecieron al tirar la cadena". "No sé por qué lo hice, pero me entró un pánico - continuó. - Así que metí la mano en el inodoro, tome las heces con el papel higiénico, y las tiré envueltas en papel por la ventana pero quedaron atascadas en el espacio entre la ventana".
Entendí su ansiedad y le dije que íbamos a salir a la calle, tomar los excrementos por el patio y ponerlos en una bolsa para tirarlos a la basura y pretender que este triste episodio nunca había ocurrido.
Desafortunadamente, debido al diseño peculiar de la ventana de mi baño, ésta no se abre desde el patio sino en un espacio estrecho de aproximadamente un pie y medio de espesor (unos 45 centímetros), separado del cristal exterior (que no se abre). Y justamente en ese lugar fue que mi chica los tiró".
Tuvieron que romper la ventana, por lo que ahora el chico recauda dinero para repararla.

3

Smith describe esta historia en la página de GoFundMe, tratando de recaudar dinero para reparar la ventana de su baño.
¿Pero cómo se rompió la ventana?
Aunque lo primero que se le ocurrió fue abrir la ventana con un martillo y un cincel, la chica, que se dedica a la gimnasia, decidió meterse en este pequeño espacio para recoger sus excrementos y Smith decidió apoyarla en esto:

4

"La chica estaba convencida de que podría recoger sus heces sin problemas... Se subió por la ventana, puso sus excrementos en una bolsa y comenzó a salir de nuevo y me llamó para que le ayudara a salir de la ventana, la agarré por la cintura y se quedó atascada. Se había quedado atrapada. Tratamos de hacer todo lo posible, pero no pude sacarla de la ventana. Quedó boca abajo en el espacio".
Después de eso, Smith llamó a los "bomberos", quienes lograron liberar a la chica, rompiendo la ventana.

5

Así que el tipo no tuvo más remedio que contar la historia para abrir una recaudación de fondos a través del sitio GoFundMe. Pero con el tiempo la historia se hizo viral, y recibió más dinero de lo planeado, así que el exceso de fondos será dirigido a dos organizaciones benéficas: apoyar a los bomberos y para Toilet Twinning, que se dedica a enviar inodoros a los países en desarrollo.
¿Y qué pasa con la chica de Smith y su deseo, por razones obvias, de permanecer en el anonimato? Volvieron a salir:
"No hemos tenido una gran noche en la primera cita... pero logramos contrarrestar las dificultades muy bien y ella es una chica hermosa."

Comentarios