Esta mujer gritaba que no iba a bañarse con un perro, pero en un minuto se quedó callada. ¡La razón es simplemente increíble!

Esta historia ocurrió en Italia. En este país se permite llevar a los perros a las playas. Así lo hizo Anna Maria, fue a bañarse con su amado labrador.

1

Lucky no es solo un perro. Él tomó un curso especial para rescatar personas en peligro de ahogarse. Los labradores son perros muy atentos y amables, además les encanta la gente. Es por eso que se pueden entrenar como excelentes rescatistas.

2

Anna Maria y su mascota estaban jugando en el agua. Durante la diversión accidentalmente nadaron más allá de la zona en el que se permite nadar con los perros. Tan pronto como una mujer vio esto, gritó diciendo que no se iba a poner a nadar donde se bañan también los perros. Dijo que ensucian todo y que ella y su hija de 7 años podrían enfermarse de algo.

3

Anna Maria salió rápidamente del agua y trató de alejarse para que no hubiera ningún conflicto. En este momento la hija de la mujer entró en el agua. Mientras su madre estaba de pie y hablaba con alguien, la niña fue atrapada por una gran ola. Nadie se dio cuenta. Nadie, excepto Lucky. El perrito reaccionó de inmediato y saltó al agua para rescatar a la niña.

4

Él la arrastró hasta la orilla. Ella estaba asustada y había tragado agua, pero esto no era nada en comparación con lo que pudo haber pasado.

La mujer corrió a agradecerle a Anne-Marie y a su mascota por lo que acababa de hacer. Después de este incidente, tal vez cambie su opinión acerca de los perros.

Comentarios